viernes, 24 de agosto de 2018

Remendar como arma anti-sistema

Una de mis camisetas favoritas (y ya muy viejita) tenía dos agujeros. No es más que una camiseta básica de H&M, pero la tengo un cariño especial. Mi primer impulso fue pensar "total, para lo que cuestan, la tiro y me compro otra nueva"...

Justo unas semanas antes estaba investigando sobre el arte de remendar japonés (Boro) y cómo hacer zurcidos bordando y me quedé enamorada.

Después estuve viendo el documental de Netflx sobre el fast fashion "The true Cost" que me impactó. Entonces pensé en que una camiseta que cuesta 4€ es una verdadera obscenidad. Pensé en la mujer que la estuvo cosiendo, en sus dificultades, en que probablemente tendría que llevar a su bebé a la fábrica para poder trabajar y que estaría en unas condiciones no muy buenas. No podía tirar esa camiseta... aunque solo sea por tenerle un poco de respeto.

Intenté hacerle un remiendo divertido. Ahora sé que puedo usarla un par de años más, aunque sea para bajar al parque con mi hija.

No sé si podré prescindir totalmente del fast fashion, pero desde luego que reduciré mi consumo al máximo.
Mi mantra de ahora en adelante será:

"Cose más, arregla más, re-fashion más, regala más, adopta ropa de tus amigas más"

Os dejo el resultado del pequeño zurcido. Si alguien quiere que adopte un huevo de madera de zurcir que no use, lo tendría en mi casa con mucho cariño.

Agujeraco 1

Agujeraco 2

Maraña de hilos sueltos de bordar, herencia de mi madre. Lo llevo guardando 7 años a la espera de un uso digno. Ahora es su momento.

La tela la puse por fuera, más visible

Primer remiendo

Segundo remiendo

Camiseta lista!

Selfie horrible. Lo mío no es esto...


Algunos ejemplos maravillosos de esta técnica: