domingo, 26 de abril de 2015

Coqueteando con los Green Smoothies


Reconozco que soy una vegetariana tikis-mikis y ultraconservadora a la hora del guisoteo. Debe ser porque soy una sibarita del paladar y en mi casa materna siempre se ha guisoteado mucho.

Desde hace algún tiempo veo la locura de los zumos detox, los batidos verdes y la verdad es que me encantaría que me gustaran, pero eso de meter acelgas en un zumo se me hace cuesta arriba. Si no me gusta ni el gazpacho, green smoothie ibérico por excelencia, porque me parece una ensalada pasada por la batidora...

El caso es que después de leer un montón de recetas, he decidido pasar un poco del rollo detox, alkalinizante, antioxidante y todos esos rollos e iniciarme con sabores que me gusten, a ver qué tal...

He averiguado varias cosas... una, que eso de hacer "zumo" de verduras es un poco raro. Yo me imaginaba una especia de prensa en frío y flipaba un poco. Esto se trata de batir cosas con una base líquida (agua, zumo o leche). El caso es que cunde más. Yo soy de las que se come los posos del zumo de naranja, no os digo más...

Esta es mi receta del primer zumo verde para principiantes. He empezado con pepino y genjibre, porque hasta que llegue a las acelgas me queda un rato.

Ingredientes: 

Un cuenco de fresas.
Un cm más o menos de jengibre fresco
Un pepino
Una manzana reineta (es la que tenía en casa, que las uso mucho para cocinar)


He usado una batidora de vaso potente, pero nada especial... una normalita, pero maja.
He puesto como un vaso de agua, lo primero. Luego el resto de ingredientes pelados y troceados.
Le he dado a la manivela a toda caña y el resultado ha sido inesperado.

Está muy rico, la verdad. El punto del jengibre me ha flipado!
Espero que si hay alguien que, como yo, lo del brebaje de acelgas le queda un poco grande, se anime con esta receta sencilla y rica.





No hay comentarios: