domingo, 24 de agosto de 2014

Pañito clásico de encaje

Los pañitos de ganchillo que parecen encaje con mi auténtica debilidad.
Este fue un diseño muy especial para mi amiga Siona. me regaló una gran responsabilidad... un montón de ovillos de algodón egipcio herencia de su abuela. Imaginad... con estas cosas a una le tiemblan las canillas pensando en un trabajo que esté a la altura.
Este diseño es de un patrón que tenía de la colección de RBA, Mil ideas de ganchillo. Lo tejí con agujas de 1,2mm. 
Nadie deja de ser una baby-crafter hasta que no afronta un proyecto con una aguja de 1,5mm para abajo... Es como el paso a la vida adulta ganchillera.

Un vez tejido, lo almidoné a la antigua usanza, como me enseñó mi madre, con el agua de lavar arroz. Se queda flexible y con cuerpo. A mi me gusta mucho más que con el apresto químico.
Sé que este pañito está en buenas manos..







4 comentarios:

Esther dijo...

¡Que bonito Begoña! Me encanta, yo también les tengo un cariño sobrenatural. Te ha quedado maravilloso. En el próximo que haga tengo que probar lo del arroz, el químico no me gusta nada tampoco. Un besote

Belén Yo tejo dijo...

¡¡¡Absolutamente maravilloso!!! Y con toda la carga emotiva del algodón de la abuela de Siona... ¡único!

Vanessa Puime dijo...

Cuqui, he hecho uno redondo yo también (pero con aguja de 3mm jiji) y todavía no lo he bloqueado. ¿Cómo es eso del agua de arroz?

El tuyo te ha quedado ideal... Como todo lo que haces ^_^

Gemma A. dijo...

¡Buah, menuda responsabilidad! Yo no se si me hubiera atrevido :P

Nunca había oído lo del arroz y el agua, yo cuando quiero almidonar algo, utilizo agua con azúcar y se queda también muy bien.