sábado, 7 de junio de 2014

Blanco y Oro






Por fin cambié de iPhone, después de resistir con mi alma vintage de 3GS... y claro, me he pillado el más molón de todos. Al principio pensé que en blanco y oro sería muy cani, pero luego me encantó la combinación. Me recuerda a la Marbella chic de principios de los 80, antes de que señores gordos metidos en piscinas con scorts poblaran por esas tierras.

Aprovechando un ovillo de seda dorada, me he tejido una funda para iPhone de ganchillo a juego.
He usado un punto muy sencillo.
Os explico brevemente el patrón.



Monté una base circular con puntos bajos para crear la base.
Después, en dorado, hice la primera vuelta: Punto bajo, dos cadenetas, punto bajo, dos cadenetas etc...
La segunda vuelta, en blanco: 3 cadenetas (a modo de punto alto) dos puntos altos en el hueco de las dos cadenetas, 3 puntos altos en el siguiente hueco y así hasta el final.
Después, en dorado, repetimos la primera vuelta. el punto bajo lo hacemos entre cada tres puntos altos.
Me encanta este efecto de motitas.

Espero que os guste!


2 comentarios:

Deblau dijo...

Pues me parece que ha quedado genial la combinación blanco y oro! Se ve muy bonito el punto con las motitas y los bordes dorados :)

Belén Yo tejo dijo...

¡Qué diseño más elegante! ¡Me encanta!