domingo, 1 de junio de 2014

Amineko-manía extrema

Desde que empecé con el primer Amineko no he podido parar... Este patrón me encanta y me parece uno de los mejores regalos que tejer para cualquier edad.
El primero lo hice cuando Wasel-Wasel lo propuso como KAL este otoño y mi discalculia me hizo adelantarme un par de días... ups!
El patrón que sigo es este en español de Momochi Amigurumi. Es muy fácil de hacer y es la mar de resultón.
Los primeros que hice fueron Malis (mi gata) y Pantone (el gato de Fanny). Y luego para mi amiga Dulce le hice uno en rojo, que es su color favorito, y los dos tienen la misma cara de pilluelos.

Los trucos para ejecutarlo bien:

Consume más lana de la que imaginas... Con una aguja del 3,5 me fundí un ovillo y medio de 50gr cada uno... el gatete engaña.

Para que quede bien, usa una aguja más fina de lo que en principio usarías. Tiene que quedar apretadito.

Para rellenar las patitas de pellets o arroz, no esperes a acabarlas. En cuanto pases la parte de color blanco, rellena... y luego ponle una especie de tapón con un poco de fibra para que no se desparrame el relleno.

Espero que si te animas a tejerlo, te salga estupendo.

Anatomía de Amineko

Malis y Pantone

Pillastre

Cara de golfillo

Malis haciendo amigos

Dulce y Pillastre

3 comentarios:

Gemma Wasel Wasel dijo...

Siiiiii, Amineko es súper adictivo, no se cuantos he hecho en mi vida, pero más de 10 seguro O_O Es que todos los colores y tamaños le quedan bien, y es tan posicionable que luego puedes hacer muchas cosas chulas con él.

SaMtRoNiKa dijo...

:D Pues yo solo he hecho uno pero es mi amigurumi más preciado, el que mejor me ha quedado, tengo planeado hacer algunos más para regalar, a ver si me animo :P

besitos!

Louis et Moi dijo...

Es totalmente adictivo!!