sábado, 14 de septiembre de 2013

Participación en el #sheepdishbloomdrop (yarn bombing)

La semana pasada comenté desde Punto Cuqui como se iba a desarrollar esta acción tan chula.
El blog One shippish girl lo convocó y ha tenido una repercusión fantástica.

No creo en las grandes revoluciones, pero sí en las pequeñas acciones que son revolucionarias, como estas. Lograr que al menos una persona por un momento olvide la crisis, el mal rollo y todos sus problemas gracias a una pequeña pieza tejida por nosotras con cariño, no tiene precio.

El amor a los demás se puede demostrar de las maneras más creativas, no?





















5 comentarios:

Esther dijo...

Fue una acción fantástica!!! Yo no tuve tiempo de hacer más que dos. Le di vueltas a donde dejarlas y pensé en los pobres estudiantes de septiembre. Me acerqué a la universidad y vi la biblioteca llena, en domingo pobres!!! y les dejé las flores ahí fuera... Cuando por la noche una chica me nombró en instragram agradeciéndome que la hubiera hecho sonreir... lloré de emocióN!!!! Por mil acciones más como esta!!! vivaaaaaaaaaa!!!

ParafernaliaBlog dijo...

Me parece una acción fantástica. Es genial hacer algo desinteresadamente para que alegré el día. A alguien. Me hubiera encantado encontrarme uno de esas florecitas. Sólo puedo decir Chapó!!! Por haberoslo currado tanto.

Gemma A. dijo...

Pues sí, alegrarle a alguien el día con una flor es taaaan fácil :D me encantan las acciones que propone Meredith, son preciosas y encima siempre van encaminadas a que alguien encuentre lo que has tejido y se sienta especial!

Jazz dijo...

¡Qué gran idea!

Muchas felicidades por llevarla a cabo.

Saludos desde Guadalajara, México.

Louis et Moi dijo...

ha sido verdaderamente emocionante!!