martes, 13 de agosto de 2013

Lexatín de amigurumi para calmar la ansiedad

Irse de vacaciones es como atiborrarse de Lexatín justo antes de querer asesinar a tu jefe... porque de vez en cuando necesitamos bajarnos de este mundo acelerado que llevamos.

Debo estar al borde del colapso, porque un par de días después de pensar este amigurumi se lo vi también a Clara, de paseando hilos, que habría llegado a la misma conclusión o muy parecida...

Antes de atiborrarme a ansiolíticos (que es lo que me apetece) miraré con ternura a esta pildorita simpática y achuchable....



Ni pongo el patrón de lo fácil que es...
Pero si alguien lo necesita lo elaboro en un santiamén!

PD: este amigurumi me recuerda a una canción de Smoking Pleasure, el grupo de mi amigo Samo.



6 comentarios:

Gemma A. dijo...

Qué cuquiiiii! Mucho más benigno que el Lexatín real, jajajaja, este sí se puede tomar sin peligro ni miedo a los efectos secundarios ;)

Louis et Moi dijo...

siiiiii es totalmente achuchable y los efectos son solamente saludables!

Esther dijo...

Yo también lo necesito!!! Creo que me iría bien un lexatil achuchable, hay días en qué me iría de lujo Bego! Creo que deberíamos hacer una invasión de lexatiles-amigurumi, como de Misios, para poder estrujarlos en los días malos y así no matar a nadie, no???? Cuando lo tenga listo te aviso!!! Es muy grande? Tengo problemas con las medidas... jijiji

Cristina J. Batista dijo...

jajaja que idea tan estupenda! los efectos secundarios son que te da un ataque de monería y no la puedes dejar de achuchar no??

Tia Maria dijo...

Tengo una cosita para ti en mi blog http://mitiamaria2010.blogspot.com.es/2013/08/premio-best-blog-otorgado-por-el-rincon.html
Besos y a seguir disfrutando del verano...

SIONA dijo...

Me pones caja y media porfiplis? ;)
Un abrazo!