lunes, 7 de enero de 2013

Los Reyes siempre son el broche final...

La Fiesta de Reyes es mi día favorito de la Navidad. Siempre lo ha sido... porque mi abuelo se llamaba Baltasar y ya solo con ese nombre imaginaos los saraos que se montaban en mi casa.
Luego mi madre y yo mantuvimos ese día como algo especial entre nosotras.

El año pasado fue el primer día de Reyes sin ella y no quise dejar de hacer cosas especiales, por eso ya es tradición en mi casa hacer una gran merendola con mi mi gran familia de amigos. Me gusta especialmente que se conozcan entre ellos, porque al final te das cuenta de todos tenemos cosas en común.

Este año, como manda la tradición, hicimos roscones individuales con sorpresa dentro, claro. Es una receta del blog El aderezo. Me encanta... es dura de hacer porque se lleva mucho tiempo, pero quedan espectaculares si la sigues a rajatabla...

Este año Iván y yo hemos declarado al 2013 como el año de los regalos inmateriales. Es muy fácil comprar un libro, o una cosa material, pero es muy difícil regalar palabras bonitas o interesarte por alguien que no conoces demasiado o simplemente donar tu tiempo y sabiduría a alguien.

Este año reinventamos el juego "beso, atrevimiento o verdad". En todos los roscones había dentro la posibilidad de:
Decir unas palabras dulces
Hacer preguntas interesantes, o verdades cómodas.
En lugar de un atrevimiento, donamos tiempo en unos vales canjeables.

En un cuenco pusimos todos los nombres de los asistentes y de esta forma cada vez que te comías un rosconcito, debías hacer algo de estas cosas. Fue realmente emotivo!!
Yo tengo un montón de palabras dulces de mis amigos y dos cheques-tiempo. Uno con una masterclass de fotografía y otra con una tarde de chicas para aprender a posar. Iván tiene una tarde de tour por el Reina Sofía con nuestro amigo Pedro, que es un superartistazo de verdad bajo su pseudónimo Le Frére.

Gracias a todos los amigos que vinieron a pesar de los inconvenientes que tenían ese día, los horarios de bebés y los pachuchismos varios.




1 comentario:

Iván Delgado dijo...

Con lo laboriosos que son de hacer y lo poco que duraron :)

Gracias a todos por venir a compartirlos y a repartir ambiente familiar.

Besotes