jueves, 26 de abril de 2012

un bote para los pinceles muy calentito

Tengo una gran obsesión con reutilizar todo lo que pillo y este año me he obsesionado con los frascos de cristal. 

Frasco usado de yogur y restos de lana

No soporto tirarlos y los uso para montones de cosas. Desde recipientes para batidos, como portaretratos y por supuesto, para meter bolígrafos y demás cosas.

Seguro que a mucho de vosotros os quedan siempre restos de lana que no os dan para gran cosa, pero que os da pena tirar como a mi.

Esto es lo que he hecho con un frasco de cristal y restos de lana. Es un frasco para que mi chico guarde sus pinceles de pintar miniaturas de Warhammer.


la labor a la mitad de camino

Tachán!!! el frasco terminado...

4 comentarios:

Iván Delgado dijo...

Ahora siempre estarán calentitos y ordenados a la vista. Muy práctico y cuqui. Graaaacias. Mencantusa encontrarme estas sorpresitas al llegar a casa. ^^

Louis et Moi (tejiendo sueños) dijo...

y a mi dejártelas ! :)

Isa dijo...

superchuli.... me encantan los botes usados de cristal ;)

Louis et Moi (tejiendo sueños) dijo...

Gracias Isa!!! yo también estoy enganchada...