miércoles, 13 de octubre de 2010

Un broche único. Proserpina


Este fin de semana por fin he retomado las buenas costumbres y al fin he ido terminando cositas que ya os iré colgando por aquí.

Lo primero ha sido acabar un broche que tenía pendiente para Carmen, la mujer de un ilustrador estupendo, Guillermo Amengual.

Le robé esta ilustración para que Carmen pudiese llevarla siempre cerquita de su corazón.


¡¡Ya está empaquetadita y lista para ser enviada!!

Lamento mucho que esta pieza no esté en venta... y que no se haga otra igual :(

No hay comentarios: